La propina digital y su valor para un restaurante.

Vivimos en un mundo donde todo ocurre a través de una pantalla. Desde hace unos años, los cambios y avances tecnológicos son el pan de cada día y, como era de esperar, esta revolución ha llegado también a los restaurantes. ¿Quieres enterarte de lo que es la propina digital? ¡Adelante!

¿Qué es?

La propina digital es, ni más ni menos, que regalar un “agradecimiento” al restaurante al que has asistido utilizando como medio el canal online (redes sociales, web y otras plataformas de interacción). Es decir, compartir una foto de tus platos con tus amigos o followers, compartir tu ubicación con un comentario sobre el local o dejar una opinión en redes sociales como Facebook o TripAdvisor.

-¿Te suena un poco de lo que hablamos?-

Lo cierto es que este término fue acuñado por Diego Coquillat (experto en tecnología e innovación para restaurantes) en 2015, pero es ahora cuando parece ser que ha llegado para quedarse, puesto que ya forma parte de la realidad que vivimos día a día en los restaurantes.

Con el auge de las redes sociales y con el asentamiento de la cultura del “todo lo que hago lo comparto”, se ha ido desarrollando una nueva forma de dar propina en los restaurantes.

Ventajas de la propina digital

A día de hoy, es prácticamente igual -o más- gratificante recibir unas buenas palabras sobre el restaurante y la experiencia del usuario (servicio, trato, calidad…) en una red social al alcance de todos los demás clientes y usuarios, que dejar el pico de la cuenta al irse del restaurante.

Y esto ocurre porque hoy en día, las redes sociales han adquirido mucha credibilidad y los clientes utilizan esta vía como fuente de información para saber más sobre el local donde quieren ir a comer o cenar. De hecho, ¿cuántas veces has dudado de si ir a un restaurante o no, y lo has buscando primero en Facebook? Estudios afirman que las redes sociales son el primer canal de comunicación que consultan los usuarios.

Las redes sociales son una puerta abierta a nuestro negocio, un escaparate visual que permiten que el cliente vea cómo es el restaurante y qué servimos sin moverse del sofá. Cuando esa información, además, es proporcionada por un cliente y no por el propio restaurante, se convierte en contenido más real, más veraz y con mayor impacto, puesto que deja de ser “publicidad” emitida por el restaurante.

Esfuerzo por parte de los propietarios

Tras todo ello, cabe decir que el concepto de propina digital también supone un esfuerzo para los propios restaurantes, quienes deben saber cómo gestionar estos comentarios (o aprender a hacerlo) e invertir su tiempo en ello.

En comparación con la propina monetaria o física, con la que se suele interpretar que si el cliente no la entrega es porque no ha quedado satisfecho, la propina digital tiene una doble vertiente, y es que, el cliente tiene la posibilidad de compartir su opinión negativa con el resto de usuarios.

Aún así, desde Díferens pensamos que todas las opiniones (siempre que sean constructivas) nos ayudan a mejorar. Por ello, ¡os invitamos a compartir vuestras fotos, opiniones y comentarios cada vez que nos visitéis!

Os esperamos al otro lado de la pantalla para contestaros con un enorme: ¡GRACIAS! :)

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *