Propósitos para ser más felices

felicidad

Acaba de empezar el 2019 y, como todos los años, enero se llena de propósitos y nuevos hábitos para ser más felices. En díferens, nos encantan las sonrisas y la felicidad. Por esta razón, te proponemos incluir unas pequeñas acciones para ser más felices en este nuevo año.

Acorde con diferentes estudios, solo 1 de cada 5 personas se sienten realmente felices. Te contamos, según los expertos, qué medidas podemos tomar con el fin de aumentar la felicidad interior.

Mantener y cuidar las relaciones personales

Terraza de Altea

Acorde con los expertos, las personas con buenas relaciones sociales se consideran más felices. Mostrar y recibir interés aumenta la autoestima. Para mantener los vínculos sociales se requiere emplear tiempo con las personas de alrededor. Esto se puede conseguir con pequeñas actividades como irse a tomar un café con un amigo. Cualquier momento es bueno para compartir risas y anécdotas.

A veces, sin darnos cuenta, se puede crear distancia entre las personas por diferentes razones: trabajo, familia, estilo de vida… Si tienes a alguien en mente con quién hace tiempo que no hablas; una llamada o un simple mensaje con un “qué tal”, seguro que añadirá una pizca de felicidad a tu día.

Una de las cosas que más nos gusta en díferens es ver lo bien que lo pasáis juntos y escucharos reír. Nosotros recomendamos tomar un momento del día para compartirlo con alguien especial; un momento para desconectar de las obligaciones diarias.

Ayudar a alguien

ayuda

Existen estudios que demuestran que dedicar parte del tiempo a otra persona genera la sensación de bienestar con uno mismo. No solo eso, los expertos advierten que ayudar a alguien produce más satisfacción que hacer algo para uno mismo.

Se puede ayudar a alguien de infinitas maneras; desde escuchar a un amigo que lo necesita, ayudar a una persona mayor a cruzar la calle, hasta apuntarse en un voluntariado.

Uno de los factores que más condicionan en este aspecto es el tiempo disponible. Aun así, recomendamos parar un momento con el fin de mirar a nuestro alrededor y descubrir qué podemos hacer.

Un pequeño gesto por nuestra parte puede significar mucho para otra persona. Hacer sentir a alguien que no está solo ayuda a cambiar su autoestima y su estado de ánimo.

Hacer ejercicio

deporte

Existen numerosos beneficios que los expertos han relacionado con la actividad física, tanto para el cuerpo como la mente.

El ejercicio libera endorfinas. Estas son las encargadas de provocar sentimientos de euforia, felicidad y satisfacción. Además, este contribuye a la producción de anticuerpos por parte del organismo; lo que ayuda a sentirse más sano.

Otro de los beneficios del deporte es el verse mejor físicamente; lo que aumenta la autoestima. Diversos estudios afirman que, incluso sin que haya una pérdida de peso, las personas que comienzan a hacer deporte, tienen mejor percepción de ellas mismas.

El deporte también tiene efectos positivos en la gente que padece de insomnio. Este ayuda a dormir mejor y, en consecuencia, estar de mejor humor por la mañana. Sus beneficios también son notables en trastornos como la depresión o la ansiedad.

Por otra parte, está demostrado que el deporte por las mañanas aporta energía para seguir el día.

¡Adelante, es hora de ser felices practicando deporte!

Ser agradecido y disfrutar del momento.  

dog

Un gesto tan pequeño como ser agradecido, puede tener un gran efecto en ser más felices. Los expertos establecen que la competitividad, así como el deseo de “tener más”, puede ser una distracción hacia el presente; hasta el punto de olvidar lo que se posee.

Os animamos a tomar un tiempo del día para pensar en todas las cosas positivas del presente y ser agradecidos por ellas. Esto ayudará a valorar la realidad y sentirse satisfecho.

Ser agradecido y focalizarse en lo positivo del presente, permite disfrutar de los pequeños momentos. Tomar un café o dar un paseo por el parque son algunas de las actividades diarias de las que estar agradecido y poder disfrutar.

Los expertos sitúan a este como uno de los factores que más ayudan a ser felices. Disfrutar de las sensaciones de nuestro alrededor. Como dice el lema: “el exceso de pasado causa depresión, el exceso de futuro causa ansiedad, vivir en el presente causa paz”.

¡A disfrutar del aquí y ahora, y ser felices!

Perdonar y pedir perdón

El perdonar y pedir perdón, a veces, puede resultar más difícil de lo imaginado.

Como dijo Gandhi, “perdonar es el valor de los valientes”. Cuando alguien importante provoca algún daño, puede resultar muy difícil perdonarle. Esto ocurre, según los expertos, por diferentes razones; una de ellas, es el miedo de que lo vuelvan a hacer. Por otra parte, señalan que perdonar no significa seguir soportando las conductas negativas por las que se está perdonando.

Saber perdonar se define como eliminar cualquier deseo negativo hacia otra persona. Esto puede tener diferentes consecuencias; es posible que la relación con la otra persona se siga desarrollando o simplemente cada uno siga su camino, pero sin anhelar algo malo para el otro.

Por otra parte, pedir perdón también puede resultar difícil. Los expertos definen el pedir perdón como una forma de reconocer nuestros errores y el daño causado a alguien. Estos señalan la importancia de ser realista y consecuente con las acciones cometidas.

Se destaca la importancia de rectificar y asumir el daño provocado en lugar de esperar que la otra persona olvide lo ocurrido.

sonreir

Finalmente… ¡sonreír! Sonreírle a la vida, desde el primer momento del día hasta el último. Los problemas son inevitables, pero recomendamos buscar soluciones y mantenerse siempre con actitud positiva.

Estos son los propósitos que, desde díferens, te dejamos para que los pongas en práctica y ser más felices en 2019. Cuéntanos, ¿tú qué haces para ser feliz?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *